• Publi2.0
  • Sí, tú puedes despedir a un cliente.

Revista Digital de Publicidad en México

Publicamos mensualmente artículos de opinión, consejos y estrategias de Publicidad y Negocios, que otorgan valor a Emprendedores y Empresarios de México.

Sí, tú puedes despedir a un cliente.

Cuando el único objetivo en esta vida es hacer dinero, despedir a un cliente no es una opción que te pase por la cabeza.  Personalmente creo que es ese caso terminas hartándote de ese cliente y por tanto tu trabajo para su marca no va a tener la misma conexión ni entrega de tu parte.  Por lo que nosotros como CÓMplices de nuestras marcas no buscamos clientes, sean del tamaño que sean, tenemos la libertad y poder de decidir que COMplicidades queremos compartir.

¿Cuántas veces han escuchado que un cliente es mejor que ninguno? Eso no es verdad, no todos los clientes son buenos, desde luego hasta en las COMplicidades llega un momento en que tendrás que despedirte porque sabes que va a ser lo mejor para todo el mundo, o que aunque quieras ayudar mucho no puedes porque solo estás para un determinado grupo de personas y marcas: las que te valoran y respetan. Eso en COM es innegociable.

Cuando trabajando sientes tensión, ansiedad y cada vez que te habla el cliente es como un dolor de muelas, debes de “parar las antenas” estás trabajando con la persona equivocada.  Hay varias razones por las que deberíamos dejar de trabajar con un cliente, por ejemplo, que violen los códigos de moral o de conducta, que falten el respeto a algún CÓMplice, que insulte el trabajo que estás realizando o a veces simplemente que no encajamos. Eso es todo.

Los CÓMplices estamos muy alerta de estas situaciones para poder afrontarlas en cuanto las detectamos, ya que sabemos que ese tipo de problemas no se van por arte de magia y en una COMplicidad, no deben de ser ignorados pues si lo haces, se convierten en una bola de nieve que será cada vez más grande.

Así que aunque tengas un compromiso y COMplicidad con la marca, debes tener bastante mano derecha con este tema y tomar cartas sobre el asunto pues hasta transparentar estas situaciones con tu cliente es parte de esa COMplicidad que tienen que vivir.

La clave siempre debe ser acabar con un cliente o proyecto, no matarlo, sino acabar la relación complicada.

Así que ten en cuenta siempre que cuando trabajas para otras personas tienes que sentirte a gusto con lo que haces y cómo lo haces, porque solo si haces tu trabajo con pasión, atraerás a CÓMplices que respeten tu forma de hacer las cosas.  Piensa siempre que este mundo es muy pequeño, y tarde o temprano, todo se sabe.

{loadmodule mod_custom,Autor Joss Espinosa}

Etiquetas: Líderes de Opinión, Publicidad, Agencias, Anunciantes, Marcas

Síguenos

¿Quieres estar al tanto del mundo de la Publicidad en México?
Te invitamos a que nos sigas en nuestras Redes Sociales

Escríbenos: contacto@publi20.com

  • Publi2.0
  • Sí, tú puedes despedir a un cliente.