• Publi2.0
  • Lo que todo anunciante debe saber: La mitad de la publicidad sirve, la otra mitad no.

Lo que todo anunciante debe saber: La mitad de la publicidad sirve, la otra mitad no.

Lo que todo anunciante debe saber: La mitad de la publicidad sirve, la otra mitad no.

Esta es una viejísima expresión de la industria que viene acompañada de la pregunta ¿cuál es la que sirve? Hoy, a diferencia de años antes, tenemos perfectamente clara la respuesta. La mitad que sirve es la que hace dos cosas:

  1. Hace sonar la caja registradora del anunciante.
  2. Construye valor para la marca a mediano y largo plazo.

Partiendo de esto podríamos eliminar la mitad que no sirve siguiendo cuatro sencillos pasos para asegurar que cada peso que inviertas tenga un retorno decente:

  1. Tómate el tiempo para entender cuál es la necesidad más relevante de tus consumidores asociada lo que tu marca puede hacer por ellos.
  2. Deja de pensar que tu producto o servicio representa el mismo valor para tus consumidores potenciales que para ti.
  3. Define porqué los consumidores van a preferir tu marca sobre la competencia.
  4. Deja de pensar que hacer publicidad debe empezar cuando tienes el presupuesto disponible.

Tú puedes decidir en qué publicidad vas a invertir, en la que sirve o en la que no. Así que ponte las pilas y aplícate, o después no te quejes de que ya hiciste publicidad y no sirvió.

Escrito por: Oscar Ibarra Humphries

Oscar Ibarra Humphries

CÓMplice obsesionado por la publicidad durante más de 35 años. Especialista en planeación y conducta del consumidor. Con experiencia en innumerables mercados e industrias como Director de COM Constructores de Marcas.

Sitio web: CÓMplices.mx

Síguelo en: Twitter Linkedin Facebook

Etiquetas: Emprendedores, Publicidad, Ventas, Anunciantes, Marcas, Publicidad en México

Síguenos

¿Quieres estar al tanto del mundo de la Publicidad en México?
Te invitamos a que nos sigas en nuestras Redes Sociales

Escríbenos: contacto@publi20.com

  • Publi2.0
  • Lo que todo anunciante debe saber: La mitad de la publicidad sirve, la otra mitad no.