• Publi2.0
  • Una simple frase que está destruyendo tu carrera

Revista Digital de Publicidad en México

Publicamos mensualmente artículos de opinión, consejos y estrategias de Publicidad y Negocios, que otorgan valor a Emprendedores y Empresarios de México.

Una simple frase que está destruyendo tu carrera

Una simple frase que está destruyendo tu carrera

Hace algunos años un amigo me platicó una historia que aún no puedo quitarme de la mente. Él es un respetado médico gastroenterólogo, pero en verdad me preocupó cuando lo escuché decirme: “El avión me dejó”.

Mi amigo había llegado claramente tarde al aeropuerto. Sin embargo para él, la culpa había sido del piloto, no suya. Desafortunadamente me ha tocado ver cómo éste tipo de comportamiento arruina a las personas y sus carreras.

Mi amigo, pensaba que simplemente tenía la peor suerte del mundo. Si tienes más de 20 años de vida, seguramente haz visto también a éste tipo de personas, personas que cuando algo va mal, ven a todos lados, excepto a ellos mismos.

La mejor actitud que puedes tener cuando algo va mal, es aceptar tu responsabilidad y seguir adelante.

La psicología ha estudiado éste tipo de comportamiento desde 1978, cuando Steven Berglas y Edward E. Jones, formularon la frase: “self-handicapping” (autolimitación). Concluyeron que las personas crean excusas para mantener una imagen de competencia, no sólo para las personas que los rodean, sino también para ellos mismos.

Por ello, cuando un individuo, dice o piensa: “Yo no fui”, “No fue mi culpa”, se está lastimando a sí mismo y a quienes lo rodean.

Ésta simple frase está destruyendo tu carrera, aquí está el por qué:

Estado de víctima

Al decir éstas palabras, de inmediato se proyecta un nivel de impotencia, de falta de control y falta de habilidades.

Crea conflictos

“Es la culpa de alguien más”. Al decir esto, se crea una línea invisible, que divide a los equipos de trabajo y pone a los compañeros a la defensiva.

Detiene el aprendizaje

Cuando en verdad se piensa que todo sucede por falta de suerte o por alguien más, se pierde la oportunidad de ver dentro de uno mismo, de entender que se necesita hacer diferente la próxima vez, para mejorar.

Para ser exitosos debemos tomar toda la responsabilidad por las cosas que son, e incluso por algunas que no son, nuestra culpa.

Algunas personas dicen que la suerte es parte de la vida y que a veces simplemente nos toca una mala mano de cartas. Sin embargo, la mayoría de las veces nosotros hacemos nuestra propia fortuna y tenemos el control de nuestro destino. Aún cuando las cosas no van bien, tenemos el control de decidir qué hacer y decir en ese momento.

Utiliza esta motivación, para repensar que puedes mejorar tú y las personas con las que trabajas, cuando comienzas a pensar, decir o escuchar: “No es mi culpa”.

¿Qué piensas, cuando alguien te dice: “No es mi culpa”?

[module-141]

Etiquetas: Administración de Empresas, Emprendedores

Síguenos

¿Quieres estar al tanto del mundo de la Publicidad en México?
Te invitamos a que nos sigas en nuestras Redes Sociales

Escríbenos: contacto@publi20.com

  • Publi2.0
  • Una simple frase que está destruyendo tu carrera